Con dos parejas, se inician los cursos prematrimoniales de la parroquia

El pasado domingo, 30 de enero, a las 6,15 de la tarde, comenzó en nuestra parroquia el primer curso de preparación al matrimonio con dos parejas que próximamente se acercarán al altar para consagrar a Dios su vida en pareja.

Juan y Almudena, que contraerán matrimonio en mayo y Mathew y Ana Teresa, que lo harán, en su tierra natal, Panamá, en el mes de septiembre, son las dos parejas que este primer grupo. Miguel y Mar, que llevan un largo recorrido acompañando parejas, junto con el párroco, forman el equipo facilitador de este curso que constará de cinco encuentros.

Este primer encuentro fue de presentación y conocimiento. Los cuatro futuros esposos contaron sus vivencias de pareja, cómo se conocieron y el camino de fe en el que están transitando su juventud. Todas sus historias son bien interesantes y manifiestan que para todos ellos que lo que parece que son coincidencias de la vida, en realidad, son <diosidencias>, intervenciones de Dios que busca para cada uno de sus hijas que sean felices y que por eso cruzó sus vidas de manera un tanto sorprendente.

Finalizado este primer encuentro los novios pasaron al templo y participaron con la comunidad en la misa de la noche de este cuarto domingo del tiempo ordinario, en el que, también por pura <diosidencia>, se proclamó en la segunda lectura el texto de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios que dice que “el amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia, no presume ni se engríe…”, de todos conocido.

Después de la comunión el párroco, que presidió la eucaristía presentó a la comunidad, tanto a los novios como a los responsables del acompañamiento y pidió orar por ellos para que sea largo el recorrido de su vida en pareja. Unos y otros fueron acogidos y arropados con un fuerte aplauso.

Según explicó sacerdote, la intención de abrir este espacio pastoral en la parroquia no es otra que acoger en la comunidad a todas las parejas que planean contraer matrimonio y no tener que derivarlas a otras parroquias para hacer el preceptivo curso prematrimonial. Será, señaló el p. Miguel Ángel, una forma de acercar a la comunidad a parejas jóvenes que ya hay en nuestro territorio parroquial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s